viernes, 14 de enero de 2011

Vida religiosa: frailes, monjas...(Guía de la vida religiosa) (y 2)

11.- ¿Quién "manda" en las congregaciones religiosas?
En cada congregación existe una serie de misiones o cargos que están concebidos, desde el principio de la Iglesia, como realidades al servicio de los hermanos. Los superiores alientan, desde su puesto, con la fuerza del Espíritu que actúa entre todos los religiosos, y animan a las comunidades, orientan y estimulan desde el servicio a los hermanos…
Estos servicios son:

 El Superior General de una congregación religiosa: 
Es, después del Papa, el responsable de toda congregación en el mundo entero. A su vez, el Superior General está asesorado por unos consejeros generales. 

 El Superior Provincial: 
Cada congregación religiosa está dividida en Provincias religiosas. Los límites de cada provincia no tiene que coincidir con los límites sociales o políticos. Cada congregación establece sus propias Provincias religiosas.
El superior Provincial tiene la responsabilidad directa de la actuación de una congregación en un país o zona determinada. También el Superior Provincial está asesorado por unos consejeros provinciales. 

 El Superior Local: 
Tiene la responsabilidad directa de servir a los hermanos de una casa determinada. Asimismo, el Superior Local está asesorado por unos consejeros locales elegidos por la comunidad. 


12.- ¿Quién puede ser religioso?
Ante todo conviene entender que existe una llamada universal a la perfección cristiana. Todo cristiano está llamado a seguir el ejemplo de Jesús. Dentro de esa llamada universal a la perfección, hay algunos miembros de la comunidad de la Iglesia que, a través de la vocación, optan por unseguimiento de Cristo en la vida religiosa.
Para ser religioso o religiosa, por tanto, es necesario tener vocación a este estilo de vida: a estar dispuesto a compartir con los demás la propia existencia, a encontrar sentido a la vida en comunidad para el seguimiento de Jesús, a ser capaz de adoptar unos compromisos concretos de vida espiritual y material…

Los requisitos que se exigen para ser religioso o religiosa son:

Ser católico/a, estar bautizado y confirmado. 
Tener vocación y recta intención. 
Tener buena salud psíquica y física. 
Poseer un carácter adecuado y madurez suficiente proporcionada a la edad. 
Tener cualidades suficientes para seguir el camino elegido. 
Tener más de diecisiete años de edad. 
Estar soltero o viudo. 

Que la opción por la vida religiosa sea algo totalmente libre. Que la persona sea capaz de ajustarse a las normas de la congregación elegida. 


13.- ¿Qué tengo que hacer para llegar a ser religioso/a?
En primer lugar, tienes que descubrir en ti la llamada del Señor: la vocación. A través de ella entenderás tu misión de servicio a la comunidad y cuál es la voluntad de Dios para tu vida.
Para ayudarte a descubrir tu vocación te podrá orientar algún sacerdote, religioso, religiosa o cristiano convenientemente formado.
Una vez que haya realizado el oportuno discernimiento vocacional y descubierto la voluntad de Dios en tu existencia, tienes que dar un segundo paso, que es el de localizar un instituto de vida consagrada, en el que tú creas que vas a poder realizar la misión de servicio que Jesucristo te ha encomendado de manera particular.
Por lo general, tendrás que iniciar un contacto con la congregación que hayas elegido. Este contacto bien puede ser personal o bien por carta o correo electrónico. 
Una vez mantenido un contacto más o menos largo pasarás al postulantado, que dura alrededor de seis meses, aunque esto depende del Superior que te haya admitido.
Finalizado el periodo de postulantado ingresarás al Noviciado.


14.- ¿Qué es el Noviciado?
Es un periodo de prueba. Es el equivalente al noviazgo en la relación de pareja.
En este tiempo de noviciado conocerás cómo es el instituto religioso al que pretendes ingresar: su estilo de vida, sus formas de apostolado, su historia, su espiritualidad, etc.
El noviciado tiene una duración de un año como mínimo y dos años como máximo.
Durante este tiempo reflexionarás, calcularás tus fuerzas, orarás, conocerás las ventajas de tal forma de vida religiosa y también sus inconvenientes…
Todo lo que aprenderás en el noviciado te lo enseñará un religioso que de manera especial te acompañará mientras dure tu época de novicio. Este religioso o religiosa es el maestro/a de novicios/as. Él estará a tu lado en este año, o dos años (depende de cada congregación), y te hará conocerte más a ti mismo y a la congregación a la que pretendes ingresar después del noviciado.

Para ingresar en el noviciado necesitarás presentar:

Certificado de bautismo. 
Certificado de confirmación. Asimismo, los superiores te podrán exigir cualquier otro dato, documento o información que consideren oportuno.
El noviciado es también un tiempo de formación. En este tiempo de formación convivirás en comunidad con otros compañeros que tienen tus mismas inquietudes de servir a la Iglesia y al mundo. La fuerza de Dios les ha hecho comprender que el servicio a los hermanos es el mejor de los caminos…

Tú irás profundizando en tu vocación. Irás clarificando mejor tu camino. Poco a poco tus dudas tendrán respuestas. En definitiva, te formarás para conocerte mejor en tu relación hacia Dios y hacia los demás.
Este periodo, tan importante en la vida de un aspirante, requiere toda tu atención y todo tu esfuerzo. Por ello, durante el noviciado no se pueden realizar ningún tipo de estudios con validez académica.
En el tiempo de noviciado no adquieres ninguna obligación estricta con la congregación y por lo tanto, en cualquier momento puedes abandonar el noviciado; o bien, la congregación puede despedirte.


15.- ¿Qué es la "profesión religiosa"?
Has estado uno o dos años en el noviciado. Ya conoces la historia, la espiritualidad, el estilo de vida de la congregación de la que pretendes formar parte. Has conocido los aspectos positivos y también los defectos humanos de los componentes de la congregación que has elegido. Igualmente has conocido tus propios defectos y tus buenas cualidades. Pero Dios ha podido más. Has decidido dar un paso muy importante en tu vida: quieres ser servidor de tus hermanos y de los hombres y mujeres de este tiempo. Dios y tú han hecho un singular pacto de amor: Dios te dará la fuerza de la fe. Tú pondrás tu libertad a su servicio, porque sabes que donde hay amor siempre hay más libertad…
Llega el momento de tomar una decisión bastante seria: optar conscientemente por ser religioso o religiosa, esto es la "profesión religiosa".
Ha llegado el momento de hacer la Primera Profesión.


16.- ¿Qué es la Primera Profesión?
Una vez terminado el periodo de noviciado satisfactoriamente, podrás hacer la primera profesión. Para ello deberás reunir los siguientes requisitos:

Tener dieciocho años como mínimo. 
Haber hecho válidamente el noviciado. 
Ser admitido a la primera profesión libremente por el superior. 
Que la primera profesión sea hecha libre y voluntariamente por tu parte. Con la primera profesión te incorporas a una congregación religiosa como miembro activo y asumes todos sus deberes y derechos. Una vez que has hecho la primera profesión ya eres religioso/a.


17.- ¿Qué es una profesión "temporal" y que son "los votos"?
La primera profesión es una profesión "temporal", esto es: cada año, el mismo día que has hecho la primera profesión, tendrás que renovarla. Podrás ir renovando la profesión (tu voluntad de seguir en la congregación) por un periodo de hasta nueve años. Llegados los nueve años como máximo de renovaciones temporales, tendrás que hacer la profesión perpetua o abandonar la congregación.
En la primera profesión asumes por primera vez y públicamente tus tres votos de:

pobreza 
castidad 
obediencia 

Estos tres votos te comprometes a cumplirlos por espacio de un año, si son votos temporales, y para siempre, si sin votos perpetuos, que son los que se hacen en la profesión perpetua.


18.- ¿Qué es la profesión "perpetua"?
A partir de la primera profesión, ya eres religioso/a.
Ha pasado ya cierto tiempo desde aquel emocionante día de la primera profesión. Ahora estás estudiando y formándote para el sacerdocio u otra especialidad técnica. Puede ser que ya estés insertado en una comunidad de vida, trabajo y oración. Cada año renuevas tus tres votos que estás viviendo en comunidad…
Con la profesión "perpetua" te comprometes definitivamente, de por vida, con Dios y con tu instituto religioso. Después de hacer la profesión perpetua, ya no tendrás que hacer más renovaciones temporales, sino que has optado de por vida por el ideal y seguimiento de Jesucristo dentro de la vida religiosa, para amar y servir a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
Para hacer la profesión perpetua se necesita:

Haber hecho la profesión temporal al menos durante tres años. 
Ser admitido por el Superior Mayor. 
Que seas libre al hacerla. 
Tener al menos veintiún años de edad. 
Que la profesión perpetua sea recibida por el superior legítimo. 

Con tu profesión perpetua has optado de manera definitiva por seguir afirmando que Dios sigue presente en las realidades de nuestro mundo. Que los demás no son el infierno, como ha llegado a afirmar cierta filosofía contemporánea. Los demás son para ti tus hermanos, porque has descubierto que realmente Jesús nos hermana y que en verdad Dios es nuestro Padre… 

(c)2001 Mario SANTANA BUENO
(Sacerdote diocesano)


4 comentarios:

Mónica Saura dijo...

ME LLAMO MÓNICA SAURA ROMERO Y SOY UNA JOVEN CRISTIANA Y CATÓLICA Y SOY MUY RELIGIOSA Y MUY ESPIRITUAL.
AHORA MISMO VIVO EN ALMANSA ( ALBACETE).
AHORA MISMO TENGO 39 AÑOS DE EDAD.
TENGO MUCHISIMAS GANAS Y MUCHISIMA ILUSIÓN POR PODER HACER UN "NOVICIADO" CON MONJAS EN ALGÚN CONVENTO O MONASTERIO DE ESPAÑA, POR ESE MOTIVO YO QUISIERA Y DESEARIA MUCHISIMO PODER CONTACTAR Y PODER COMUNICARME POR MEDIO DE CORREO ELECTRONICO CON MONJAS DE ALGÚN CONVENTO O MONASTERIO DE ESPAÑA QUE QUIERAN Y QUE PUEDAN COMUNICARSE CONMIGO POR MEDIO DE CORREO ELECTRONICO.
MIS DIRECCIONES DE CORREO ELECTRONICO SON monicasauraromero@gmail.com Y monicasaura1970@yahoo.es .
MÓNICA

Nuevo Camino dijo...

Se admite el ingreso como postulante en convento de clausura a las mujeres divorciadas?
Antes debia pagarse la dote, para ingresar, ahora tambien?
Me gustaria poder comunicarme con alguna monja de clausura que pueda o quiera hacerlo. Le estaria muy agradecida.
Sean felices!!!!
mail.paloma@gmail.com

oscar pina alcaraz dijo...

hola , me llamo Oscar soy de murcia de un pueblecito llamado el tolle,bueno escribi a una congregacion franciscana para poder entrar con ellos pero me dijeron que no podia ser porque tenia 37 años y la edad requerida es 30,hay mas congregaciones sea benedictinos, que se pueda entrar a esa edad de 37, soy soltero no tengo hijos ,y e estado buscando durante muchisimos años que es lo que queria dios para mi en esta vida ,y me dado cuenta que mi corazon se a habierto para servirlo plenamente,es lo que me gusta y lo que siento realmente,te dejo mi correo pues si puedes ponerme algun correo o telefono de monasterios de españa ,no tengo lugar donde dios ,cristo me ponga alli le servire ,muchas gracias por todo, mi correo es manipurananda@gmail.com

Marisol Sánchez dijo...

Hola mi nombre es Marisol tengo 20 año, estoy muy interesada en ingresar al servicio de dios, quisiera que me dejarán los datos de un monasterio o convento en puebla. Ya ke hace tiempo aquí en mi comunidad hace un tiempo vinieron unos seminaristas y un padre y dieron una plática maravillosa y desde ahy para acá despertó en mi ese llamado de el señor y quiero dedicar mi vida a el porfavor les agradecería mucho su ayuda les dejó mi correo sanchezmarisol2005@gmail.com