sábado, 8 de marzo de 2008

El humor de Santa Teresa de Jesús

Santa Teresa tenía un buen sentido del humor.
Se cuenta que una vez la obligó la superiora a suspender el ayuno. «Bajo santa obediencia le mando que almuerce una tortilla con torreznos». Y la santa contestó: «¿Obediencia y torreznos? ¡Sea muy enhorabuena!». En otra ocasión la invitaron unos amigos a comer perdices y comentó: «Conviene distinguir: cuando perdiz, perdiz, y cuando oración, oración».
Caminaban juntos Teresa y Juan de la Cruz, y alguien les gastó una broma, y fray Juan se sonrojó. Santa Teresa le dijo: «¿Qué pasa, padre mío? ¿No se sonroja la dama y se sonroja el galán?».
En otra ocasión preguntó la santa a su escribano cuánto eran sus honorarios. El oficial contestó: «Un beso». Y la santa se lo dio, diciendo: «Nunca me ha salido una escritura tan barata». No interesa averiguar si estas leyendas son auténticas o no, pero la verdad es que reflejan el talante campechano de la gran mística.
P. Justo López Melús

2 comentarios:

Falsagotica dijo...

Yo he conocido otro sacerdote que és un Santo, y también tiene muy buen humor.

En el Libro de Maria Valtorta, tambien cuenta que Pedro tenía muy buen humor.

Dios os bendiga, con su buen humor.

bloggerxero dijo...

me parece genial tu blog, esta clase de blogs hay que darlos a conocer, te invito a unirte a nuestro directorio gratuito y dar de alta tu blog, visita directorioblogweb exitos un saludo!